суббота, 9 декабря 2017 г.

IL TROVATORE


La leyenda

del

Trovador

La acción de esta leyenda se sitúa en el palacio de la Aljafería de Zaragoza, de origen musulmán, este bello edificio fue el escenario de los amores y desdichas de Manrique de Lara y Leonor, el drama escrito por Antonio García Gutiérrez inspiró al compositor Verdi quien compuso "Il Trovatore".

Acto I («El duelo»)

- Palacio de la Aljafería -
Ferrando, oficial cercano al conde de Luna, cuenta a los guardianes del palacio los trágicos hechos acontecidos años atrás. El viejo conde tenía dos hijos y una mañana en la cama del menor apareció una extraña gitana. A partir de ese momento, el pequeño comenzó a marchitarse, la bruja le había echado mal de ojo. La cogieron y la quemaron pero la hija de la gitana se vengó del conde, robó al pequeño y nunca volvieron a verlo. En el lugar dónde fue ajusticiada la bruja encontraron huesos quemados de niño. El viejo conde sobrevivió poco tiempo, negando la muerte de su hijo pequeño, había hecho jurar a su hijo mayor  que no dejaría de buscar a su hermano, pero la búsqueda resultó infructuosa. Desde entonces a medianoche el espíritu de la bruja quemada vaga por los alrededores adoptando diferentes formas...
De repente se oye a lo lejos el sonido de una campana y los guardianes, presa de un pánico supersticioso, huyen. Es noche de luna en el jardín del palacio, Leonor, esperando a Manrique, está feliz y ansiosa mientras le cuenta a su doncella Inés el primer encuentro con su amado en el torneo de caballeros. Desde entonces no ha vuelto a verlo, la guerra los ha separado. Inés, en vano intenta prevenir a Leonor del peligro de ese amor pero la joven ya ha entregado su corazón a Manrique el trovador. Aparece el actual conde de Luna, quien pretende el amor de Leonor, se dirige a su balcón, pero una canción del trovador lo hace detenerse. Leonor se apresura hacia Manrique y suplica al conde que lo perdone, pero los rivales se llenan de ira y el conde envuelto por los celos desenvaina la espada......


Ilustración de David Guirao

Acto II («La gitana»)

- Campamento gitano en las montañas -
Amanece. Los gitanos se dirigen al trabajo cantando. Sólo Azucena está triste. Se ha quedado sola con Manrique y le cuenta como su madre fue quemada por orden del conde de Luna. Cuando Azucena robó el hijo del conde, decidió echarlo a la misma hoguera, pero loca de dolor, cometió un grave error y arrojó al fuego su propio hijo. Manrique comprende que no es hijo de Azucena sino del viejo conde de Luna y la gitana lo tranquiliza y le recuerda que lo quiere. 
Manrique jura vengar a la madre de Azucena y no dar tregua al conde de Luna, como ya hizo en el reciente duelo. El trovador no puede explicarse cómo la compasión de pronto lo detuvo: estaba preparado para asestar el último golpe al conde cuando una voz misteriosa lo paró. Pero ahora será implacable. Un enviado entrega a Manrique una misiva de su amigo Ruiz: Leonor habiendo recibido la falsa noticia de la muerte de Manrique, ha decidido ingresar monja. En vano Azucena intenta retener a Manrique, él no tiene fuerzas para vivir sin Leonor.

- Monasterio en los alrededores del castillo de Castellar -
Pensando que el trovador ha muerto, el conde de Luna se prepara para raptar a Leonor, ya nadie se interpone entre ellos. Leonor se despide cariñosamente de Inés, ella ha elegido su destino: mejor el monasterio si tiene que vivir sin Manrique. Junto a las monjas se dirige al altar. De repente, en su camino se interpone el conde de Luna con sus secuaces, en vez de ingresar en el monasterio, Leonor irá con él a la corte. No hay salvación.....
Inesperadamente aparece Manrique. El conde está rabioso, su enemigo ha resucitado. Leonor no puede creer la feliz aparición. Ruiz, fiel amigo del trovador, y sus soldados hacen retroceder al conde.

Постер Рафала Ольбиньского

Acto  III(«El hijo de la gitana») 
- Campamento del conde de Luna -
Los soldados se preparan para asediar el castillo de Castellar en el que se han refugiado Leonor y Manrique. El conde,  enfermo de celos, no cesará en su intento de separarlos. Sus soldados llevan a Azucena a la que han atrapado mientras espiaba. Ferrando reconoce en ella a la gitana que una vez raptó al hermano pequeño del conde de Luna. Azucena desesperada grita llamando a Manrique. Una satisfacción egoísta invade al conde, vengará la muerte de su hermano y ajusticiará a la madre de su encarnizado enemigo.

- Castillo de Castellar -
Leonor y Manrique se disponen a contraer matrimonio. El esperado momento se enturbia por la preocupación: el castillo está rodeado por enemigos, se espera un fiero combate. El peligro no asusta a Manrique el amor de Leonor le da fuerza. 
Ruiz alarmado informa que Azucena está en manos del conde y amenaza con la hoguera. Manrique está decidido a salvar a su madre y anima a luchar a los soldados.






Acto  IV(«La ejecución»)

El trovador está confinado en la cárcel del palacio de la Aljafería.  Leonor está dispuesta a salvar a su amado a cualquier precio. Desesperada suplica al conde que libere a Manrique pero sólo consigue aumentar su ira y sus celos. Finalmente Leonor decide, como último recurso y sabiendo que la muerte la liberará de su promesa, jurarle al conde que se convertirá en su esposa. Mientras el conde da la orden al guarda de la cárcel, Leonor bebe un veneno guardado en su anillo, la joven es feliz, ahora Manrique está salvado.

- Cárcel del palacio de la Aljafería -
Manrique y Azucena esperan la muerte. El sufrimiento destroza a la gitana, terribles visiones del fuego en el que murió su madre la torturan. Manrique con dulzura la calma y se duerme soñando con las montañas en las que creció y vivió serenamente. 
Entra Leonor. Le ha llevado la libertad a Manrique, las puertas de la cárcel están abiertas pero sólo para él, ella no puede huir a su lado. Manrique le reprocha a su amada que haya olvidado sus votos, no quiere la libertad a este precio. Sólo cuando el veneno comienza a hacer efecto, se da cuenta del gesto heroico de su amada. Entra el conde y ordena la ejecución de Manrique. Azucena intenta detener la ejecución, pero es tarde, la ejecución se ha consumado. Entonces la gitana descubre al condo la terrible verdad: ha asesinado a su propio hermano. Ahora su madre está vengada.

ХОРЕ ЦЫГАН 


Teatro Mariinsky - San Petersburgo - El trovador - Opera en 4 actos



Комментариев нет :

Отправить комментарий